in ,

Panettone artesanal: la receta para hacerlo en casa

Panettone artesanal: la receta para hacerlo en casa

Aquí tiene la receta tradicional de Lombardía para hacer un perfecto panettone artesanal con sus propias manos, ¡incluso mejor que el de la panadería!

Ingredientes del panettone artesanal

  • 500 g de harina
  • 220 gr de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 80 g de pasas / sultanas / uvas secas
  • 40 g de fruta confitada
  • 30 g de levadura de cerveza
  • 6 huevos
  • Sal al gusto

El panettone es uno de los pasteles regionales de Navidad más famosos y es una tradición comprarlo en toda Italia para las fiestas navideñas: pero, si este año quieres llevar a la mesa la autenticidad del panettone casero, aquí encontrarás la receta tradicional completa, la típica de Lombardía.

Lea a continuación qué debe poner en su cesta de la compra o si ya tiene todo en su armario, para preparar nuestro delicioso panettone casero con sus propias manos.

Los ingredientes del panettone artesanal

Los ingredientes básicos de la receta del panettone artesanal tradicional son muy sencillos: huevos, mantequilla, harina, levadura de cerveza fresca y azúcar.

Si lo desea, puede añadir sus propios aromatizantes a estos ingredientes, como semillas de vainilla; nosotros hemos optado por añadir únicamente fruta confitada y pasas sultanas.

Hacer panettone artesanal en casa no es difícil, pero tampoco es fácil. El panettone necesita una triple mezcla para hincharse y darle su inconfundible sabor y porosidad. Para hacerlo respetando los tiempos de subida, probablemente necesitarás toda una tarde… ¡y eso no es suficiente! La cocción también debe hacerse a la perfección.

El panettone casero está delicioso si se come solo, tal cual. O puede decidir rellenarlo de muchas maneras, por ejemplo con chocolate, fruta fresca o crema de mascarpone, como en la receta de panettone dulce gourmet, ¡y eso no es todo! Si hace clic aquí, encontrará al menos 15 deliciosas ideas para disfrutar del panettone en Navidad de forma original.

Procedimiento

  1. Tamizar 100 g de harina en una tabla de pastelería, hacer un pozo y verter en el centro 0,8 dl de agua tibia (aproximadamente 1 taza) en la que se han disuelto 30 g de levadura de cerveza. Formar una masa lisa y blanda, darle forma de bola, enharinarla, colocarla en un bol enharinado cubierto con un paño humedecido con agua tibia y dejarla subir en el horno, apagado y cerrado, durante 2-3 horas, hasta que haya doblado su volumen.
  2. Vierta unos 80 g de harina en la superficie de trabajo, coloque el pan subido en el centro y, añadiendo un poco de agua tibia, amase los dos elementos para hacer otro pan, que tratará de la misma manera que el anterior, dejándolo subir durante otras 2-3 horas, hasta que haya doblado su volumen. Mientras tanto, remojar las pasas sultanas en agua tibia durante 15-20 minutos, luego escurrirlas y secarlas muy bien; cortar la fruta confitada en cubos pequeños.
  3. Vierta el azúcar en un cazo y disuélvalo con 2 dl de agua caliente, póngalo al fuego y déjelo hervir, removiendo, hasta que tenga un jarabe fluido y claro. Dejar enfriar. Incorporar 4 huevos (añadiéndolos de uno en uno) y 2 yemas al almíbar, utilizando un batidor. Mantener el cazo con el almíbar al baño María mientras se hace esto.
  4. En una cacerola pequeña, derretir 120 g de mantequilla, removiendo, para que se derrita completamente sin estar caliente. Tamizar el resto de la harina sobre la superficie de trabajo, espolvorearla con una pizca de sal, colocar la segunda bola subida en el centro, formar un hueco y verter la mantequilla: empezar a amasar, añadiendo primero toda la mantequilla derretida, y luego, vertiendo siempre un poco a la vez, toda la mezcla de azúcar y huevo.
  5. Amasar la masa durante mucho tiempo hasta obtener una bola homogénea, brillante y seca, con burbujas y con la consistencia de la masa de pan.
  6. Tome esta masa y amásela de nuevo, mezclando las pasas sultanas y la fruta confitada para que se distribuyan uniformemente, luego extiéndala varias veces sobre la superficie de trabajo, siempre en la misma dirección, sin aplastarla.
  7. Recortar un poco de papel de horno para hacer un disco de unos 20 cm de ancho, luego untarlo con mantequilla por ambos lados y colocarlo en un molde de lados altos (molde de suflé o un molde con asas apto para el horno). Forrar los lados con una tira de papel de hornear, también untada con mantequilla por ambos lados.
  8. Colocar la masa de panettone en el centro del molde y volver a meterlo en el horno cerrado a 30°C, dejándolo subir durante 6 horas más, hasta que la masa haya doblado su volumen. A continuación, saque el panettone del horno sin exponerlo a una corriente de aire y lleve el horno a 220°C.
  9. Hacer una cruz en la superficie del pastel (la incisión debe ser leve, no profunda) y hornear durante 5 minutos, sacar del horno y espolvorear con el resto de la mantequilla en pequeños copos. Vuelva a introducirlo en el horno y baje gradualmente la temperatura hasta los 180° C, ya que el panettone tiende a colorearse, y hornéelo durante aproximadamente 1 hora en total.
  10. Deje que el panettone artesanal se enfríe completamente en el horno con la puerta abierta.
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Polenta con bacalao: un plato único rústico y sabroso

Polenta con bacalao: un plato único rústico y sabroso

cerdo asado en leche

Cerdo asado en leche: suave, sabroso y apetecible