in ,

Bases de pizza a la romana: receta casera

La masa de esta sencilla receta de pinsa romana o pizza romana, no requiere amasado ni fermentación: basta con prepararla la noche anterior a la elaboración de las pizzas y dejarla en el frigorífico hasta que esté lista.

O, para una masa de pizza clásica hecha en casa que sabe mucho mejor que las bases compradas en la tienda, prueba esta receta de masa de pizza básica.

Ingredientes

425 g de harina de trigo, más un poco de harina para espolvorear.
80 g de harina de arroz, más un extra para espolvorear.
1 cucharadita de sal marina fina.
½ cucharadita de levadura seca.
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, más el extra para rociar.

También necesitará

2 bandejas grandes para hornear, espolvoreadas con harina de arroz.

Preparación

Paso 1

Tamizar las harinas en un bol, añadir la sal y la levadura. Hacer un pozo en el centro y añadir 300 ml de agua y 1 cucharada de aceite hasta obtener una masa suave y ligeramente pegajosa. No amasar. Tapar y dejar reposar durante 30 minutos. Volver a mezclar la masa, dándole vueltas con las manos o con una cuchara de madera, y volver a dejarla reposar durante 30 minutos. Repita esta operación de volteo y reposo dos veces más, y luego tápela y póngala a enfriar toda la noche.

Paso 2

Al día siguiente, saque la masa del frigorífico y vuélquela con cuidado sobre una superficie ligeramente enharinada. Dividir en 4 trozos iguales y formar bolas. Poner 2 en cada una de las hojas preparadas. Espolvorear con un poco de harina de arroz, cubrir con un paño de cocina y dejar reposar durante 1 hora.

Paso 3

Calentar el horno a 230°C/210C° con ventilador/gas. Poner una bola ya hecha sobre una superficie ligeramente enharinada y presionar suavemente con las manos para darle forma ovalada. Rocíe con aceite, luego presione y dé forma hasta que el óvalo tenga unos 15 cm x 25 cm y 5 mm de grosor. Vuelva a colocarlo en la plancha y repita la operación. Rocíe las pinsas con un poco más de aceite y hornee durante 8 minutos hasta que hayan subido y empiecen a dorarse los bordes. Sacar del horno, añadir los ingredientes y hornear según las instrucciones de la receta.

Consejos

Prepare la masa con un día de antelación. Las bases cocidas se conservan hasta 2 días envueltas y refrigeradas, o en el congelador hasta 1 mes – descongelar en la encimera durante 30-60 minutos. Rematar y cocinar durante 10 minutos a 230°C/210°C ventilador/gas.

Prototipo de pizza de la antigua Roma, la pinsa romana tiene una masa aireada.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
raviolis

Raviolis de ajo silvestre: receta casera

pinsa romana

Pinsa romana de espinacas y piñones: receta casera