in

10 ideas para usar raíz de cúrcuma en tus recetas

¿Alguna vez te has preguntado qué hacer con la raíz de cúrcuma? Esta raíz es sorprendentemente versátil: se puede utilizar para añadir un color amarillo o naranja y un sabor delicado a una amplia gama de platos incluyendo batidos, sopas, arroces, tortillas y más. A continuación, encontrarás nuestras mejores ideas sobre cómo utilizar la cúrcuma fresca en la cocina.

Nota: Ten cuidado al usar raíz de cúrcuma fresca en tus creaciones culinarias. Puede manchar tus manos, tu ropa, y tus utensilios de cocina.

1. Usa raíz de cúrcuma fresca en tus batidos

Un poco de cúrcuma pelado y rallado, puede hacer de tu batido saludable aún más saludable. Además de pigmentos naturales, una cúrcuma fresca, ayuda a intensificar el color de los batidos naranjas y amarillos.

Para hacer un batido de cúrcuma: añade una o dos cucharaditas de cúrcuma rallada en tu batido favorito. Tanto el color como el sabor de la cúrcuma fresca, hacen de esta especia de color dorado, una adición particularmente buena a los batidos de mango.

2. Haz leche de oro

La leche de cúrcuma, o leche dorada, es un antiguo remedio curativo comúnmente utilizado en la India para tratar todo, desde resfriados hasta asma. Conocida como Haldi Ka Doodh, esta bebida saludable se produce típicamente con el poder de la cúrcuma seca. Aquí hay una receta rápida y fácil para la leche de oro, utilizando raíz de cúrcuma:

Ingredientes (una porción):

  • 4 granos de pimienta negra
  • Semillas de 2 vainas de cardamomo
  • 2 clavos de olor
  • 1 taza de leche
  • Un pedazo de raíz de cúrcuma fresca
  • Un pedazo de raíz de jengibre

Indicaciones:

  1. Tritura los granos de pimienta, las semillas de cardamomo y los clavos de olor con mortero.
  2. Pela y pica la raíz de cúrcuma y jengibre.
  3. En una sartén pequeña, calienta la leche junto con las especias durante 2-3 minutos.
  4. Deja que la mezcla se enfríe.
  5. Luego escurréla en una taza. Agrega la miel al gusto.
  6. Bebe inmediatamente.

3. Utilízala como sustituto de mostaza o azafrán

Si tienes una receta de mostaza o azafrán para darle al plato un tono amarillo, pero no los tienes a la mano, prueba con una pequeña cantidad de cúrcuma fresca pelada, y rallada como sustituto. ¡La cúrcuma se llama «azafrán de los pobres» por una razón!

4. Convierte el arroz blanco en arroz dorado

Algunas personas utilizan jugo de cúrcuma fresco, para dar al arroz hervido o al vapor un buen color dorado. Sin embargo, este uso de cúrcuma se recomienda sólo para aquellos que aman el sabor único de la cúrcuma.

5. Deshidrata la cúrcuma restante

Si te faltan ideas sobre qué hacer con la raíz residual de cúrcuma en tu refrigerador, deshidrata la raíz de cúrcuma en un deshidratador de alimentos. A continuación, puedes moler las rodajas deshidratadas para crear tu propio polvo de cúrcuma. O bien, guárdalos en un recipiente hermético en agua caliente, y siempre que tengas ganas de tomar una taza de té de cúrcuma, abres tu refrigerador y cesas tu sed.

6. Prepara una tortilla de cúrcuma

También puede utilizar cúrcuma fresca para añadir color y sabor a tortillas o huevos revueltos. Simplemente agrega un poco de cúrcuma rallada (o jugo de cúrcuma recién exprimido) a la mezcla de huevos antes de cocinarla en una sartén.

7. Polvo de cúrcuma en recetas de pasta de curry

La cúrcuma es un ingrediente clave en la pasta de curry, una mezcla concentrada de especias utilizadas como ingrediente de cocción en la preparación de este plato. La mayoría de las recetas de pasta de curry casera requieren cúrcuma seca en polvo, pero también se puede utilizar cúrcuma fresca si lo desea (reemplazar un pedazo de cúrcuma fresca de 1/2 pulgada para cada cucharadita de cúrcuma molida).

8. Prepara un adobo de cúrcuma para pollo

También se puede utilizar cúrcuma fresca en adobos. Aquí hay una receta simple para un adobo que es suficiente para marinar alrededor de 1 libra (450 gramos) de pollo:

Ingredientes:

  • 1 taza de yogur natural
  • 1/4 de taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de raíz de cúrcuma rallada
  • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallado
  • Jugo de 1 limón
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de pimienta de Cayena
  • 1 diente de ajo pequeño picado
  • 1 cucharadita de sal

Indicaciones:

Mezcla todos los ingredientes en un tazón. Agrega el pollo y masajea el adobo hasta que quede suave. Sella el recipiente con una tapa apretada, y colócalo en el refrigerador. Deja el pollo por lo menos 2 horas.

9. Utiliza la cúrcuma en sopas de puré

El uso de raíz de cúrcuma fresca picada es una gran manera de añadir color (y sabor delicado) a las sopas blancas y amarillas, como sopa de zanahoria, sopa de coliflor y sopa de guisantes amarillos.

10. Usa cúrcuma fresca en ensalada de repollo

La cúrcuma fresca picada también se puede utilizar para añadir color a la ensalada de repollo rojo o blanco. Es también un gran plato para la prevención del cáncer, ya que tanto el repollo como la cúrcuma, contienen fitoquímicos con efectos anti-cancerígenos.

Para obtener mayores beneficios para la salud: sazona tu ensalada de repollo con suero de leche o un aderezo de vinagre, en lugar de mayonesa.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Romanesco Brocomo

Repollo romanesco: cómo congelarlo

como hacer madurar los limones 1

Trucos: cómo madurar los limones en el hogar