in

El desayuno, una comida importante para controlar el peso y las enfermedades

El desayuno

¿Cuántos tópicos se gastan en el desayuno, la primera comida que hacemos (o deberíamos hacer) después de levantarnos y antes de empezar el día? Muchas personas «desayunan» por la mañana simplemente con un café y un cigarrillo. Es imprescindible.

Las 5 razones para un buen desayuno

Pero perjudicial para la salud. Otros, sin embargo, se lo saltan, ya sea por falta de apetito o porque están convencidos de que no ingerir alimentos les ayudará a perder peso. Así que ponle un límite, rebobina la cinta y empieza a valorar de nuevo el desayuno como «la» comida más importante. ¿La razón? Hay 5 buenas razones para considerar que nuestro desayuno es crucial para nuestra salud y bienestar general.

1. Comprar el buen humor

La forma de empezar el día influye en toda la jornada. Al fin y al cabo, una buena jornada empieza por la mañana. Por eso es aconsejable regalarse un desayuno absolutamente sabroso y delicioso: tu estado de ánimo se verá beneficiado.

2. Para mejorar tu relación con las personas con las que vives

Preparar un buen desayuno y disfrutarlo con tus seres queridos es la mejor manera de compartir un momento de despreocupación y alegría con ellos.

3. Para prevenir enfermedades

Un estilo de vida saludable tiene necesariamente en cuenta el desayuno. Porque es un momento en el que necesitamos tener energía para tener fuerza y concentración. También facilita el mantenimiento de problemas como la hiperglucemia, la hipoglucemia y la diabetes.

4. Ayuda a perder peso

Sí, me has oído bien. Un buen y abundante desayuno ayuda a perder peso. Las personas que no desayunan tienen un 50% más de posibilidades de ganar peso.

Porque el desayuno acelera de forma natural el metabolismo, quema las grasas más rápidamente y reduce el nivel de colesterol «malo» en la sangre.

5. Mejorar las funciones normales del cuerpo y la mente

Regalarte un desayuno sano y sabroso también ayuda, sobre todo, a mejorar la capacidad mental y a mantener la concentración durante más tiempo. Además, para los que se mueven y hacen deporte, es necesario tener una buena carga de energía. Y, sobre todo, para asimilar sustancias importantes para el organismo, como los hidratos de carbono y las vitaminas.

Algunas ideas

¿Anotado? Por lo tanto, si quieres llevar un estilo de vida más saludable, e inevitablemente tienes en cuenta el desayuno, te encontrarás con muchas variantes, tanto dulces como saladas.

Un buen hábito, por ejemplo, es elegir desayunos salados. Esta es una buena manera de evitar los picos de glucemia de media mañana causados por la ingestión de demasiados azúcares y carbohidratos. También es importante consumir fibra, porque favorece la sensación de saciedad.

Luz verde, por tanto, al muesli, al pan integral y a los frutos secos, todos ellos alimentos que ayudan a la regularidad de las funciones intestinales. El yogur también es una opción saludable, ya que es rico en enzimas lácteas.

Por último, teniendo en cuenta que las necesidades calóricas diarias se sitúan en torno a las 1800-2000 kcal, las directrices de la dieta mediterránea recomiendan un desayuno que aporte alrededor del 20-25% de las necesidades diarias, es decir, 360-500 kcal. Los valores óptimos a tener en cuenta son: 50% de hidratos de carbono, 35% de grasas y 15% de proteínas. ¿Estás preparado?

LEE TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
soldado de chocolate

Cómo preparar soldado casero

como preparar pancakes

Cómo preparar pancakes: el desayuno americano